Farmacia CodinaFarmacéuticos desde el 1810

Un poco de historia

Seguramente para resumir la historia de la actual Farmacia Codina lo podríamos hacer diciendo 'Más 200 años de vocación farmacéutica y… ahora en Internet', pero nos queremos extender un poco más.

Efectivamente, nuestra farmacia se encuentra desde el año 1810 en la Calle Forn de Caldes de Montbui; y, concretamente en el número 7 estamos desde el 1911. Todas las generaciones que desde los inicios hemos regentado este establecimiento sanitario hemos aportado diferentes innovaciones y hemos desarrollado nuestra tarea farmacéutica con rigor y profesionalidad. Desde ser pioneros en la profesión en épocas difíciles, construir una farmacia modernista en pleno apogeo de este estilo, ser los fundadores del primer laboratorio de análisis (de sangre, orina, leche y agua) e impulsores de la preparación de yogures, kephirs y selección de fermentos lácteos que se hicieron populares a toda la comarca, compaginar tareas de responsabilidad al Colegio de Farmacéuticos… A pesar de que quizás ahora estáis viendo nuestra página web desde la otra punta del mundo os invitamos a que, si nunca venís a Caldes de Montbui, visitáis nuestra farmacia. Podréis conocer la farmacia modernista restaurada –con los objetos y utensilios de la época– y al lado, la Farmacia Codina del SXXI, con todas las novedades de dermofarmàcia, cosmética, ortopedia… Dos contrastes que tienen como hilo común el de unas familias dedicadas con vocación de servicio a la farmacia en diferentes momentos históricos.

Farmàcia Codina - Salvador Codina Sampera
Salvador Codina Sampera


Cronología de la Farmàcia Codina

1810

Los inicios de la farmacia.

Salvador Broquetas, farmacéutico, compra un local en la calle Forn de Caldes de Montbui y abre una farmacia. Y aquí se cuando se inicia nuestra historia. Unos años después, le traspasa la titularidad a su sobrino, Narciso Nogués y Broquetas, quién la regenta hasta el año 1931.

Posteriormente Felip Ribó y Sacristán (1840-1870), tercero de siete hermanos adquiere la farmacia por 300 libras: tienda y 100 pochs objetos adyacentes y algún trasto de casa, que consiste en un catre con sueño mátalas, así como un escritorio y un armario de nogal y 6 sillas...

Así es como nos lo explica, él mismo, en uno de los pasajes de su diario. En Felip Ribó se casa con Maria Palaudaries y Broquetas, con quien tienen tres hijos. El tercero, Rafel Ribó y Palaudaries (1835-1908), licenciado en filosofía y en farmacia, será quien recogerá el testigo y lo transportará hasta principios del siglo XX.

Estos, son tiempo de novedades constantes. En Rafel impulsa una campaña local porque Caldes pueda tener gas!...y, quizás para ser demasiado avance por su tiempo, déjemelo así, la propuesta no prospera.

1911

Empieza la alcurnia de los Salvadors Codina …

Si bien, Rafel Ribó no tiene descendencia con vocación apotecaria, es su hija Maria de Covadonga, la encargada de continuar la tradición farmacéutica de la familia casándose con Salvador Codina i Duran.

Salvador no era de Caldes, a pesar de que venía al pueblo a temporadas desde que era pequeño. Nació en Sabadell el 5 de Septiembre de 1879, estudió farmacia en Barcelona y en Santiago.

En el año 1911 hereda la farmacia de Ribó, ya entonces situada en la actual calle Forn, 7. Aires nuevos, aires renovadores…

Es él quien da el impulso innovador que la farmacia necesita. La hace nueva, de estilo modernista. Será esta, la farmacia operativa hasta finales del siglo XX, y a día de hoy todavía se conserva, restaurada, junto al actual.

También funda el primer laboratorio de análisis (de sangre, orina, leche y agua) e inicia la preparación de los populares yogures, kephirs y selección de fermentos lácteos, que, incluso, se acaban vendiendo en algunas farmacias de Barcelona (fcia. Arderiu de la calle Bailén).

Llegan la guerra y los posteriores tiempos de estrecheces. Estrecheces de todo tipos: económicas y de miras...

La mezcla de voluntad, imaginación, desencuentros y discrepancias con la administración local y la ideología institucionalizada de la época marcan estos años.

Otro Salvador Codina, este Ribó de segundo apellido, es, junto con su padre, el responsable de echar la farmacia adelante durante los primeros años de la dictadura franquista.

El 20 de enero de 1964 muere el primero Salvador Codina de la alcurnia. A partir de este momento su hijo se hace cargo de la farmacia.

El segundo Salvador, aparte de tener un gran aprecio a la profesión: especialista en análisis clínicos y bacteriología, Inspector Farmacéutico Municipal y vocal del colectivo desde 1972 a 1978 al Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, era amante de participar en todo tipo de actividades de cariz socio-cultural en el pueblo.

Funda un grupo de teatro con la participación de gente del pueblo, es socio-fundador de la asamblea local de la Cruz Roja y es el primer director, desde que este país recupera la democracia, de un semanario (Setmanari Montbui) y de la Radio locales.

Después de su muerte, el 6 de octubre de 1983, se le hace un homenaje y se bautiza una calle de Caldes con su nombre.

Casado con Teresa Casabayó Torras, tuvieron cuatro hijos. Y es el primero de todos ellos quienes repite nombre y repetirá profesión. Esteve, Mª Covadonga y Montse son los nombres de los otros hermanos.

Así pues, el 5 de enero de 1943 nace el tercero Salvador Codina...este, obviamente, Casabayó.

Estudia Farmacia y Medicina haciendo la especialización de análisis clínicos. Empezará ejerciendo de médico, a pesar de que después de la muerte de su padre decide hacerse cargo de la farmacia y el laboratorio. Continuando la tarea participativa de su progenitor, es presidente de la sección local de la Cruz Roja del 1983 al 1994 y patrón de la Residencia de abuelos Santa Susana desde el 1990.

1996

En la farmacia, a medida que pasan los años, están, cada vez, más estrechos y por lo tanto, se aproximan novedades!

Finalmente, en 1996 se decide hacerla totalmente nueva aprovechando un local anexo donde había la anterior farmacia, que posteriormente será otra vez restaurada. Se intenta mezclar la estética tradicional, marcada por los arcos que fundamentan la estructura de todo el edificio, y las estructuras de nueva generación y se procura dejar a punto el nuevo local por las necesidades de los tiempos que vendrán...

Unos años antes, el Salvador se casa con Elena Sampera Magrans y tendrán tres hijos: Elena, la pequeña, la Mar y el que escribe estas líneas, el cuarto Salvador de la alcurnia y otra vez nacido el primero de los hermanos.

2016

Tiempos modernos.

Yo, Salvador Codina Sampera, privilegiado de poder ahora explicaros esta historia, me hago también farmacéutico!

Una vez acabo la carrera pero, tal como explico al inicio de esta web, me formo en otras disciplinas: ortopedia, postura, nutrición, osteopatía y homeopatía.

Y para dar cabida a todos estos nuevos servicios y a la vez actualizarnos a estos nuevos tiempos cada vez más veloces en algunas cosas, mi padre y yo decidimos reformar la farmacia en el año 2010.

Hacemos una farmacia más grande y moderna, eso sí, como siempre, respetando las estructuras históricas que la sustentan.

Al mismo tiempo inauguramos el que denominamos FARMACIA MUSEU CODINA: la farmacia totalmente restaurada imitando como la inauguró mi bisabuelo en 1911. Todo un honor y un privilegio para nuestra familia y creo que también para el pueblo de Caldes, poder tener este pequeño tesoro histórico en nuestro haber. Para los visitantes del museo se convierte en una experiencia sensorial y sensitiva así como un especie de salto atrás en el tiempo (más de 100 años) durante el rato que dura la visita.

Desgraciadamente mi padre nos deja el 9 de febrero de 2013. Su legado humano y profesional a la vez, creo poder afirmar, no desligable a la herencia de sus antepasados, nos sigue acompañando y dando fuerzas a todos para seguir nuestro camino.

¡Muchas gracias!

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto